Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Domingo, 9 de agosto de 2020
   Cultura | Libros | 

Los restos de un convento de la provincia, motivo de vergüenza nacional por su abandono

“Hispania Nostra” lo ha incluido en su Lista Roja del Patrimonio, junto a otros casos de Guadalajara
Actualizado 18 mayo 2018 13:10. Primera publicación 18 mayo 2018 13:05.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
Fue antigua casa de retiro de los jesuitas, levantada en el siglo XVI, pero se encuentra en estado avanzado de ruina, con partes al borde del hundimiento total. El estado de abandono del convento de Jesús del Monte, en Loranca de Tajuña, es tal que ha provocado que la asociación Hispania Nostra haya incluido el monumento, o más bien lo poco que queda de él, en su Lista Roja del Patrimonio.

En esa vergonzante clasificación hay nada menos que 25 monumentos de la provincia de Guadalajara. Su última incorporación fue el Poblado de Villaflores, desde 2015, sin que desde esa fecha haya mejorado en nada su situación de abandono. Pero también se pueden encontrar monumentos tan conocidos como las salinas de Imón, la iglesia de Villaescusa de Palositos, el monasterio de Santa Ana de Tendilla, el castillo de Galve, el monasterio de Lupiana o el de Monsalud, este último noticia reciente por la amplia información publicada esta misma semana en LA CRÓNICA.

El cenobio de Loranca estuvo ocupado hasta 1767, año en que Carlos III expulsó a la Compañía de Jesús de España. Es una completa ruina, y apenas se reconocen ya la planta y los patios principales.

Como confirman desde Hispania Nostra, "el horno y las bodegas se encuentran en mejor estado, y el aljibe, perfecto. Quedan algunos restos casi inapreciables de yeserías, y se mantienen algunas portadas y restos del lagar y las canalizaciones hidráulicas".

El convento ha sido expoliado a lo largo de los años, y hay elementos dispersos en diversas propiedades del municipio.

Se trataba de una casa de retiro de los jesuitas de Alcalá construida en el siglo XVI sobre un monasterio dominico y una anterior ermita dedicada a Santo Domingo.

De grandes dimensiones, gozó de gran importancia en la comarca gracias a sus propiedades, bienes culturales, artísticos y su archivo-biblioteca. La portada renacentista y sus cuadros se encuentran en la biblioteca municipal de Loranca y en la iglesia parroquial respectivamente.

Tras la expulsión de la Compañía de Jesús pasó por distintos usos hasta su subasta completa. Actualmente, sus restos notables se encuentran en las casas más antiguas del pueblo, especialmente en la fábrica de aceite (actuales propietarios del recinto).


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Cultura
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales