Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Viernes, 7 de agosto de 2020

Juan Ortega corta una oreja de ley en Las Ventas

Numerosos aficionados de Guadalajara se dieron cita en Madrid para ver al matador, de origen checano
Actualizado 16 agosto 2018 10:59. Primera publicación 16 agosto 2018 10:15.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Noticias relacionadas
 El cabanillero Álvaro Sánchez y Víctor Hernández debutan con picadores este sábado en Sigüenza
Para acercarse un 15 de agosto a la plaza de Las Ventas cuando el termómetro marca los 34 grados a la sombra caben un puñado de posibilidades: ser un aficionado de vuelta de la playa; ser un aficionado sin dinero para ir a la playa; ser turista japonés de paso por Madrid; ser turista, aun no siendo japonés, de paso por Madrid... o ser de Guadalajara y dejarse llevar por la muy nutrida cohorte de seguidores que arrastra Juan Ortega, checano por sus orígenes aunque sevillano de nacimiento y cordobés de formación.

Con una Monumental en obras y cocida por el sol, al menos daba gusto este miércoles deambular por los bajos de la plaza y saludar a diestro y siniestro, arriba y abajo y por todos los rincones a conocidos de la provincia, una de las más taurinas de España a pesar de todos los pesares.

Aficionados, amigos y asimilados se dieron cita en la capital del Reino para ver a un chaval que ya no es tan joven, ingeniero agrónomo por formación y torero por convicción. A orillas del Henares no podrán hacerlo, por esas cosas de los despachos. Sí hará el paseíllo, a finales de mes, en Sacedón junto a Filiberto y Sánchez Vara.

Desgranado este amplio prolegómeno, deducirá el lector que pocas veces los tendidos de Las Ventas se han mostrado tan dispuestos a favor de un diestro como lo estuvieron este miércoles a beneficio de Juan Ortega. Allá dónde no había cemento había, aproximadamente, un partidario o un turista, también ganado para la causa.

Con el viento metafórico a favor (y sin viento alguno sobre el ruedo) lo cierto es que el apreciado paisano le dió motivos para la euforia al bueno de don Jacinto, su padre, y a todo el acompañamiento. Toreó como debe hacerse, con un son tan acompasado de principio a fin que en algunos pasajes era para no creer.

Ya apuntó maneras en el quite que le hizo al de Valdefresno que abrió plaza, que correspondía a un gris Pepe Moral. La oreja llegaría en el segundo, al que recibió de muleta doblándose por bajo para, a partir de ahí, ser y sentirse torero. ¿Se puede pedir algo más? Matar bien. Y lo hizo. La petición de oreja fue mayoritaria y la vuelta al ruedo con el trofeo, una satisfacción para propios y extraños, juntos ya a esas alturas de la tarde en lo de apreciar el arte desgranado en esa faena para el recuerdo.

A partir de ahí, todo resultó mucho más terrenal. Juan Ortega no adaptó su faena a las condiciones (limitadas) del que hizo quinto, mientras que Francisco José Espada demostró a granel las condiciones de lidiador bullicioso que tiene pero apenas esbozó lo que su mano izquierda atesora. El arte de uno le anduvo ausente al otro, al menos en esta vez. Uno y otro tienen, en cualquier caso, mucho que aprender, que es la condición de quien empieza en el complicado mundo del toreo.

El que quiera ver el nuevo capítulo que habrá de escribir Juan Ortega ya sabe qué hacer: buscarlo en Sacedón. La ciudad de Guadalajara está más lejos para los contratos que Madrid, donde un joven con sangre molinesa cortó una oreja de ley, de las que abren puertas y aumentan la expectación para el futuro. Lo del 15 de agosto de 2018 ya es pasado.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Toros
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales