Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Viernes, 7 de agosto de 2020

Huelga en SOCELEC, en el Polígono del Henares

Se repetirá el jueves en una serie de movilizaciones que, presumiblemente, se intensificará en enero
Trabajadores en huelga a las puertas de Socelec.
El jueves habrá nuevos paros y el comité de empresa advierte que irán a más en el mes de enero si la empresa no cede.
Actualizado 11 diciembre 2018 11:15
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
Jornadas de movilización en la factoría guadalajareña de la multinacional belga Schrèder, dedicada a la fabricación de elementos para el alumbrado público. La empresa cuenta en Marchamalo, en el Polígono del Henares, con unas instalaciones que dan trabajo a 210 trabajadores directos y a otros tantos contratados mediante empresas de trabajo temporal.
 
Según CCOO, la planta está secundando de forma "prácticamente unánime" la huelga convocada por el comité de empresa tras la decisión de la empresa de suprimir progresivamente de la nómina de sus trabajadores la prima de producción, que representa entre 100 y 150 unos euros en unos salarios mensuales que rondan los 1.000 euros.
 
Según estas mismas fuentes sindicales, la dirección de la planta ha ido rebajando la prima de producción durante los últimos meses, de forma que trabajadores que antes cobraban por este concepto 100 euros o más, lo han visto reducido en su última nómina a uno o dos euros y unos pocos céntimos. "Esto supone un recorte salarial implícito de hasta el 10 por ciento para gran parte de la plantilla. En el mejor de los casos, trabajadores de líneas de montaje han cobrado el último mes 60 euros en vez de 180", resaltan.
 
“La empresa nos está imputando a los trabajadores incidencias de producción que son responsabilidad de la dirección, por mala organización de los procesos, falta de materiales, fallos de ingeniería… La dirección dice que las incidencias las tenemos que asumir también los trabajadores, pero son problemas exclusivamente suyos",, insisten.
 
“Venimos advirtiendo a la empresa de que esto no podía ser, pero en vez de rectificar han seguido recortando más y más las nóminas y la plantilla ha terminado por hartarse y revelarse. La huelga en el primer turno -entran a las siete de la mañana- ha sido un éxito total, y lo volverá a ser en el turno de tarde”, explica Juan Martín, secretario del comité de empresa.
 
Los paros volverán a repetirse el jueves, “y en enero iremos a más si esto no se arregla. Nosotros estamos abiertos a la negociación, llevamos varias semanas tratando de negociar, pero hasta ahora la empresa se ha negado a rectificar. Ahora puede comprobar que la plantilla está unida y decidida a luchar por lo que es justo.”
 
La multinacional belga Schrèder, dedicada a la fabricación de elementos para el alumbrado público, urbano, deportivo, arquitectural, industrial y de túneles, cuenta en su planta de Marchamalo con 210 trabajadores directos y otros tantos de ETT.

Otro conflicto que enfrenta desde hace dos años a la dirección de la fábrica y a la plantilla es el calendario laboral, que la empresa impone a los trabajadores pese a que el convenio de aplicación -el convenio colectivo de Industrias Siderometalúrgicas de la provincia de Guadalajara- obliga a someterlo a negociación.
 
De hecho, el comité ya ha ganado dos sentencias judiciales, en primer y segunda instancia, que han forzado a la empresa a negociar el calendario del año próximo.
 
Hasta ahora, la empresa sólo permitía a los trabajadores elegir 2 de los 22 días de vacaciones anuales, el resto los impone la dirección. “Ahora estamos pidiendo que al menos nos dejen elegir cinco, para poder al menos coincidir una semana de vacaciones con la pareja o la familia; pero siguen ofreciendo como mucho tres”, señala Martín.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Economía
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales