Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 23 de enero de 2021

“Frascuelo” propone desde LA CRÓNICA a José Tomás un mano a mano en la plaza de Las Ventas

Entrevista con el diestro antes de torear en Madrid con Robleño y Luis Miguel Vázquez
El diestro madrileño abre su corazón para LA CRÓNICA DE GUADALAJARA en vísperas de volver a Las Ventas el próximo día 27 de junio. Lo hará junto a Fernando Robleño y Luis Miguel Vázquez, y se lidiarán toros de la ganadería de Charro de Llén. La tarde en que compartió cartel en el coso de Las Cruces con Antoñete y Curro Romero está aún en la retina de quienes tuvieran la dicha de asistir a aquel festejo.
Actualizado 24 junio 2010 17:17. Primera publicación 24 junio 2010 17:16.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

Para algunos es el último torero romántico. Sobre su cuerpo el mapa de las cornadas que parece, a la vez, ejercer de trágico guía por la línea del tiempo, que hace treinta y cinco años comenzó Carlos Escolar “Frascuelo”. Aún así, el corazón del diestro guarda intactos el valor, la ilusión y el significado más puro de la palabra “torería”.

A pocos días de volver a la plaza de toros de Las Ventas, tras haber quedado excluido de la Feria de la Comunidad, Feria de San Isidro y la del Aniversario y dolido por el comportamiento de José Tomás hacia su persona, “Frascuelo” abrió su corazón torero a LA CRÓNICA DE GUADALAJARA. Fue en el marco incomparable de la ganadería Cantinuevo, propiedad de D. Antonio González y tras un tentadero en el que tanto el diestro madrileño como el joven Juan Millán hicieron disfrutar a los presentes gracias, en gran parte, al magnífico juego de las excepcionales reses de dicha ganadería.

LA CRÓNICA: .- Tras treinta y cinco años de alternativa, y a pocos días de volver a reencontrarse con la afición de Madrid ¿Qué pensamientos se le vienen a la mente?

Carlos Escolar “Frascuelo”.- Se me viene a la mente y al corazón la ilusión de tener ese día una tarde en la que me ayude un toro y poder culminar de esa manera treinta y cinco años de alternativa feliz. A mi no me importa comprarme un Mercedes ni un cortijo. Lo que verdaderamente me apasiona es la idea de disfrutar ese día y sobre todo hacer disfrutar con mi toreo a la afición de Madrid.

- Después de tantos años de alternativa ¿Dónde encuentra la motivación para seguir en activo y con la ilusión intacta de ser figura del toreo?

-Mi filosofía consiste en entrenar en invierno, cuando tengo menos compromisos, de igual modo que en estos momentos en los que me queda poco para volver a Madrid. Me gusta levantarme todos los días con la ilusión de entrenar, de pasear, de pensar en el toro… en definitiva, de vivir como un torero. Además, cuando toreo de salón o en el campo, trato de transmitir esa ilusión por ser cada día mejor torero.

Lo de ser figura del toreo no me preocupa. No me considero una gran figura, pero tampoco menos torero que nadie. Sé que cuento con el cariño y el respeto de la afición, por eso, lo único que me preocupa es disfrutar cuando toreo pero no por la idea de ser figura del toreo. Creo que si yo mismo dijera que soy figura, sería muy vanidoso, y yo no me considero una persona vanidosa en absoluto. Lo que sí me gustaría sería triunfar el día veintisiete para poder demostrar la dimensión real de mi toreo y si de esa manera conseguimos hacer más aficionados, pues mejor todavía.

-Durante su ya dilatada trayectoria profesional como matador de toros ¿Ha habido más rosas o espinas?

- Más espinas que rosas. Me considero una persona que ha luchado siempre mucho a contracorriente, porque no tuve la suerte de tener lo que hoy tienen muchos chavales que salen de las escuelas taurinas y tienen un apoderado y otras facilidades. No digo que ahora sea fácil ser torero, pero sí es cierto que es menos difícil que cuando yo empecé. De mi primera época recuerdo lo duro que era curtirse en capeas y pueblos, y aún así mantener la ilusión. Por eso veo con alegría como en la actualidad muchos chavales reciben el apoyo de las escuelas taurinas, las instituciones públicas y de ganaderos que les permiten torear en el campo cuando ya ha terminado de hacerlo el matador, cosa que antes era realmente difícil.

- ¿Se sigue sintiendo insultado por la actitud de José Tomás hacia usted, por la cual quedó privado de verse anunciado en las ferias de San Isidro y el Aniversario?

- No, en ningún momento me he sentido insultado. Pero sí es cierto que me ha dolido profundamente que una persona como José Tomás, la cual se ha criado taurinamente a mi vera, se haya comportado de esta forma. Yo he vivido veinte años en Galapagar y José Tomás tenía unos ocho años cuando yo le conocí. Él mejor que nadie ha sido testigo de mi lucha y mi sacrificio. Sin ánimo de echárselo en cara, supongo que recordará que yo fui uno de los primeros en llevarle al campo, a los tentaderos… de alguna manera le introduje en el mundo del toro. Con él siempre me porté como ha de comportarse un torero: bien. Sin favoritismos ni cosas extrañas, pero tratándole como un hombre y sobre todo, como un torero.

En cambio la actitud de él a la hora de hablar con la empresa de Madrid para confeccionar sus carteles en Las Ventas, según me comentaron desde la propia empresa, fue la de favorecer a un torero (por “El Fundi”), que al final ha sido el que se ha visto favorecido por esta vergonzosa situación. Tampoco me siento tan ofendido como para cargar toda culpa sobre él. Simplemente que yo creo que la actitud de un torero tiene que ser la de estar siempre al margen. Y el margen es respetar a todos tus compañeros para que a ti también te respeten.


-¿Mantiene la oferta a José Tomás de llevar a cabo ambos un mano a mano en Las Ventas?

- Por supuesto, ya lo dije en su momento y ahora lo reitero. Sé que hay gente que piensa que fue una simple rabieta o una forma más de llamar la atención. En absoluto. José Tomás me conoce a mí y sabe cómo soy como torero y como hombre, y si le lanzo esta proposición lo hago basándome en una actitud de torero, de hombre, pero siempre con todos mis respetos hacia él.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Toros
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales