Martes, 27 de octubre de 2020    
Participará en un acto en el Centro Social Octubre, en la calle Chorrón
Willy Toledo estará en Guadalajara el próximo viernes... y hablará
En actor Willy Toledo, en una comparecencia pública.
Actualizado 25 octubre 2018
El próximo viernes, 2 de noviembre, el siempre polémico Willy Toledo participará en un acto que tendrá el Centro Social Octubre de la calle Chorrón como escenario, a partir de las siete de la tarde. Junto con los demás ponentes, hablará de censura.

Previamente, se proyectará "Tijera contra papel". En el coloquio posterior participarán también Gerard Escuer, director del documental; el cineasta Alejandro García Rodríguez, imputado por los contenidos de su canal "Resistencia Films", y Boro, fotoperiodista acusado de una agresión a la policía.

Willy Toledo recientemente ha sido procesado por su defensa en redes sociales de la "procesión del coño insumiso", una plataforma sevillana represaliada por promover la marcha denominada 'Procesión del santo chumino rebelde', que recorrió las calles de la ciudad el 8 de marzo de 2013, con motivo del Día Internacional de la Mujer, imitando los desfiles católicos de Semana Santa.
 
Alejandro García Rodríguez es cineasta y promotor del canal de Youtube "Resistencia Films". Es partícipe habitual y documentalista de diferentes movimientos sociales. En el año 2017 la Audiencia Nacional admitió a trámite y ha procesado una denuncia de la Fiscalía y la Policía Nacional por la que acusa a Alejandro de "enaltecimiento del terrorismo" por entrevistar a varios presos y ex presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO. En la denuncia, se incluye además como prueba de cargo el documental Recuerdos en la Tierra, una biografía de una superviviente de la represión franquista en el campo granadino.
 
Boro es periodista del colectivo La Haine que recientemente ha sido juzgado por atentado y resistencia a la autoridad, por el que se enfrenta a 6 años de prisión.  El 29 de marzo de 2014 Boro cubría la protesta de "Jaque a la Monarquía", tras la que fue acusado de atentado y resistencia grave a la autoridad. Boro también ha sido imputado por un delito de enaltecimiento del terrorismo en la llamada "Operación Araña", operativo de la Guardia Civil que Amnistía Internacional ha condenado como un caso de "restricciones injustificadas de la libertad de información, expresión y reunión".