Jueves, 1 de octubre de 2020    
El simulacro se ha celebrado este jueves, dentro del preceptivo calendario anual
La central nuclear de Trillo simula un vertido radiactivo al exterior
Central nuclear de Trillo.
Actualizado 4 octubre 2018
La central nuclear de Trillo ha realizado el preceptivo simulacro anual, conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior (PEI), con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias (ORE) del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Durante el ejercicio se ha simulado también la emisión de material radiactivo al exterior.

La actuación del CSN se ha desarrollado desde su Sala de Emergencias (SALEM), realizando el seguimiento del estado de planta y de las actuaciones del titular para la recuperación de las condiciones de seguridad, según ha informado en nota de prensa el CSN.

El simulacro ha comenzado a las 9.29 horas con la declaración de un incendio de duración superior a 10 minutos, que ha afectado a los sistemas de seguridad de la instalación.

Durante el ejercicio se ha simulado también la emisión de material radiactivo al exterior, situación ante la cual el CSN ha recomendado al Centro de Coordinación Operativa (CECOP) la declaración de la 'Situación 3' del Plan de Emergencia Nuclear de Guadalajara (PENGUA), en la zona de atención preferente especificando la evacuación y profilaxis radiológica.

Además, el organismo regulador ha especificado las medidas de protección a la población de confinamiento y profilaxis radiológica en el municipio de Trillo, así como el establecimiento del control de accesos en 10 kilómetros alrededor de la central.

Por otra parte, el CECOP ha simulado la autorización de la evacuación del personal de la central y su traslado a la Estación de Clasificación y Descontaminación (ECD), ubicada en Brihuega.

La central ha llegado a simular la declaración de 'Emergencia General', Categoría IV de su Plan de Emergencia Interior.

Por su parte, el CSN ha mantenido a todos los grupos de apoyo de la SALEM, tal y como establece el "modo 2" de su Organización de Respuesta ante Emergencias.

Un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado como accidente de nivel 5 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES).