Domingo, 27 de septiembre de 2020    
El grupo, de origen caribeño, también causó lesiones a dos amigos de la víctima del atraco
Cuatro chicas, a golpes y sin parar hasta robar a un joven en pleno centro de Guadalajara
La violenta agresión se produjo junto al parque de la Concordia.
La Policía Nacional ha detenido a cuatro jóvenes, de origen caribeño según ha podido confirmar LA CRÓNICA, por robo con violencia e intimidación. Los hechos fueron denunciados a finales de junioy el caso se acaba de resolver ahora. Las cuatro jóvenes emplearon “gran violencia física” para atracar a su víctima, según lo ha definido la propia Policía. Además causaron daños en el vehículo y a dos acompañantes de la víctima.
Actualizado 13 julio 2018
La Policía Nacional ha procedido a la detención de cuatro jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años como presuntas autoras de un delito de robo con violencia e intimidación.
 
Los hechos tuvieron lugar a finales del mes de junio, cuando sobre las once de la noche el denunciante estacionaba su vehículo en la zona del parque de la Concordia, en pleno centro de Guadalajara.
 
Las detenidas, de origen caribeño las cuatro según ha podido confirmar este diario, golpearon repetidamente al joven, causándole lesiones de las que tuvo que ser asistido en un centro médico. Los golpes no cesaron hasta que consiguieron sustraerle la cartera, con sus tarjetas de crédito, 150 euros en efectivo, un reloj y una cadena de oro. 
 
Mientras la víctima permanecía en el suelo, las cuatro jóvenes se dirigieron hacia su vehículo, causando daños en el mismo y sustrayendo también algunos objetos del maletero.
 
Asimismo, causaron lesiones a dos amigos de la víctima que se encontraban en el interior del vehículo.
 
Desde la Comisaría de la Policía Nacional en Guadalajara aseguran que las cuatro detenidas, de las que destacan que son "muy violentas", están plenamente identificadas como presuntas autoras. En esa condición fueron puestas ante el juez, sin que este periódico haya podido confirmar por ahora su actual situación judicial y si, en consecuencia, ya se encuentran en la calle, como parece previsible.