Lunes, 10 de agosto de 2020    
Desde el PP piden la derogación urgente de la Orden de 2009 que protege a esta especie
En 22 pueblos de Guadalajara los conejos son una plaga palpable, pero no pueden matarlos
Ejemplar de conejo de monte.
Actualizado 6 abril 2018
La superpoblación de conejos está afectando a casi 300 municipios de Castilla-La Mancha, sin que sea reconocida como plaga, lo que permitiría adoptar medidas excepcionales y paliar los graves daños que ocasionan a las cosechas.
 
Según ha resaltado la senadora Ana González este viernes, la plaga de conejos es un problema grave que afecta también a muchos municipios de Guadalajara, ya que al menos 22 pueblos de esta provincia están reconocidos en situación de emergencia, por una orden regional.

Asegura la parlamentaria del PP que las quejas se las han planteado personalmente agricultores de Albares y Mazuecos, durante una visita que la senadora popular hizo el jueves a estas localidades, donde los afectados expusieron su preocupación por los daños ya registrados.
 
Además de Albares y Mazuecos, están en esta situación Almoguera, Alovera, Azuqueca, Cabanillas, Chiloeches, Driebes, Fontanar, Guadalajara, Illana, Marchamalo, Mohernando, Mondéjar, Pozo de Almoguera, Quer, Torrejón del Rey, Tórtola, Valdeaveruelo, Villanueva de la Torre, Yebra y Yunquera.
 
El Partido Popular reclama poner en marcha ayudas concretas a los afectados y la derogación transitoria de la Orden de 2009 que protege al conejo e impide la adopción de medidas extraordinarias contra la plaga.