Martes, 22 de septiembre de 2020    
Hoy ha tomado posesión el nuevo equipo rectoral tras unas elecciones con un solo candidato
Alcalá estrena rector y Guadalajara seguirá teniendo a Carmelo García como vicerrector
José Vicente Saz, en el momento de su toma de posesión como rector de la Universidad de Alcalá. (Foto: La Cró[email protected])
Actualizado 23 marzo 2018
 Felpeto y Ruiz Molina despliegan “buen rollo” ante los responsables de la Universidad de Alcalá
El 23 de marzo de 2010 tomaba posesión ante Esperanza Aguirre el que ha sido rector de la Universidad de Alcalá durante estos últimos ocho años, Fernando Galván. Este jueves, 23 de marzo de 2018, José Vicente Saz no lo ha podido hacer ante Cristina Cifuentes, todavía presidenta de la Comunidad de Madrid aunque acosada periodísticamente en las jornadas previas por un quítame allá un master universitario. Tampoco ha tenido entre los presentes a Antonio Román, en viaje por la capital europea, ni a nadie que representara oficial u oficiosamente al Ayuntamiento de Guadalajara, ciudad que tiene pendiente con la Universidad de Alcalá y con la Junta de Comunidades el ambicioso proyecto de la ampliación del campus universitario.

Precisamente, el número de cargos públicos vinculados a la Administración regional que se han desplazado este viernes hasta Alcalá de Henares para el acto protocolario era apabullante: un presidente de la Cortes de Castilla-La Mancha, Fernández Vaquero; dos consejeros (Felpeto, de Educación, pero también Ruiz Molina, de Hacienda) y no sólo el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, sino incluso Araceli Martínez, hasta la fecha directora del Instituto de la Mujer y que suena de nuevo en las listas de alcaldables para las municipales de 2019. También tuvieron asiento en el Paraninfo cisneriano Juan Pablo Sánchez Sánchez-Seco, subdelegado del Gobierno, y el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Manuel Latre.

En el nuevo equipo equipo rectoral se mantiene Carmelo García. El vicerrector del campus de Guadalajara une para este nuevo período a sus responsabilidades también el área de Relaciones Institucionales (y no Internacionales, como por error llegó a leer el mantenedor del acto). García Pérez es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y doctor en Economía por la Universidad de Alcalá.
 
Por lo demás, el nuevo rector, José Vicente Saz, llega al cargo con más votos que Putin, pues ha superado el 79 por ciento de apoyos. Le han votado, y mucho, los trabajadores y los profesores. Los estudiantes estuvieron casi en su totalidad ausentes del proceso, pues ya se sabe que van a lo suyo, que no es nada de todo esto. Ser el único candidato también ayuda a despejar incógnitas.

En su discurso, Saz recurrió a Stephen Hawkings para recordar, cita mediante, que "la inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio", como salvoconducto para los muchos y muy complicados que se avecinan en todos los órdenes en los próximos años, además de los ya habidos. Recordó, a este respecto, que la Red parecía una moda pasajera, pero en 2011 ya hubo 160.000 estudiantes de todo el mundo en un curso de inteligencia artificial, exclusivamente online. Aun así, considera que "la enseñanza presencial es impresindible en un elevado numero de disciplinas", por lo que el campus alcalaíno y el alcarreño siguen teniendo su sentido.
 
El nuevo rector, que no se olvidó de citar con énfasis el objetivo del equilibrio presupuestario y el logro aún pendiente de un modelo de financiación estable, destacó sobremanera el esfuerzo investigador que han hecho en la Universidad de Alcalá... mientras la Administración no hacía lo mismo. Ahora, según admitió desde el estrado, la cosa ha cambiado, aunque pida más esfuerzo y más dinero, sobre todo al Estado, porque "un pais que no investiga está dejando su futuro en manos de otros".

En lo referido a Guadalajara, dio por "renovado" el compromiso de esta Universidad con la provincia. Agradeció "a las autoridades de la Junta el esfuerzo para el nuevo campus", pero también "el gran interés y el decidido trabajo del Ayuntamiento", aunque ninguno de sus responsables escuchara en cuerpo mortal esas afectuosas palabras. "Este rector y su equipo no escatimarán esfuerzos para que el proyecto del nuevo campus sea realidad", recalcó. Era lo esperado.

Al terminar el acto, el primero en salir fue un Joaquín Leguina que había compartido mesa presidencial. Manuel Gala y Virgilio Zapatero, anteriores rectores, también asistieron, con menos prisas, a la profusión final de abrazos y enhorabuenas.