Sábado, 28 de noviembre de 2020    
Nuevo desencuentro con García Molina, que sí avala las críticas de Iglesias a Dante Fachín
David Llorente, con los que apoyan la independencia de Cataluña en Podemos
David Llorente, diputado regional de Podemos, en una rueda de prensa.
Nuevo desencuentro entre el líder de Podemos de Castilla-La Mancha y el diputado regional a cuenta del conflicto catalán. Molina se desmarca del comunicado de Anticapitalistas sobre Cataluña y Llorente lo justifica: “Rechaza el autoritarismo”
Actualizado 30 octubre 2017
 David Llorente cuestiona en Twitter la presencia de Podemos en el Gobierno de Castilla-La Mancha
 Primer aviso de David Llorente a Page en nombre de Podemos: “No hemos dado un cheque en blanco”
 Molina le gana 3-1 a Llorente en la consulta de Podemos sobre el acuerdo con Page
 Podemos inquieta al sindicato STAS y el que sale a responder (y desmarcarse) es David Llorente
El líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha querido desmarcarse del comunicado emitido por la corriente Anticapitalistas de la formación morada conocido este domingo, en el que saludaban la "nueva República catalana" proclamada el pasado viernes por el Parlament y la apertura de un "proceso constituyente" frente a la "involución autoritaria" del Estado, por lo que hacían un llamamiento a defender "la voluntad del pueblo catalán y su derecho a decidir" contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En un mensaje posteado en su perfil oficial de la red social Twitter, José García Molina aseguraba que, a su juicio, "quienes justifican la independencia unilateral de Cataluña no representan a Ahora Podemos".

De su lado, el diputado regional por Guadalajara por la formación morada David Llorente, miembro de esta corriente dentro de Podemos, ha querido justificar este comunicado "frente a interpretaciones interesadas y oportunistas" asegurando que "no tiene como propósito reconocer una independencia, sino rechazar el autoritarismo y la represión y defender el derecho a decidir y la solidaridad entre los pueblos".

En el comunicado de esta corriente de Podemos, se defiende que la proclamación de la república catalana supone la apertura de un "proceso constituyente" que puede ser "un método para resolver los problemas históricos del Estado Español" al "rearticular las relaciones entre los pueblos en igualdad".

Según Anticapitalistas, es también "una oportunidad para construir un nuevo marco de convivencia fraterna" que contrapone a "la salida autoritaria al conflicto" que supone la aplicación del artículo 155 e imposibilita "un diálogo entre Catalunya (sic) y el resto del Estado", apuntan en el comunicado.

Por ello, esta corriente de Podemos pide "defender al pueblo catalán" para "defender la posibilidad de una salida democrática frente a las imposiciones del Estado". "Es el momento de (re)iniciar la construcción paciente de un proyecto que supere el régimen del 78, capaz de construir relaciones fraternas entre los diferentes pueblos del Estado español", se expone en el comunicado.

La dirección de Podemos se opone
El Consejo Ciudadano Estatal de Podemos ha acordado tomar las riendas de su marca en Cataluña, Podem, y convocar una consulta para que los inscritos de la formación en esta comunidad decidan si quieren concurrir con los 'comuns' y cerrar así las puertas a posibles alianzas con organizaciones independentistas, según han informado a Europa Press fuentes de la dirección del partido morado.

Esta decisión supone una desautorización tanto de la dirección de su formación en Cataluña como de la corriente anticapitalista, después de las muestras de apoyo que ambos sectores han dado a la declaración unilateral de independencia (DUI) realizada el pasado viernes en el Parlament.

El acuerdo adoptado por la dirección da respuesta, entre otras cosas, al comportamiento de varios diputados autonómicos catalanes durante el pasado viernes en el Parlament, a la intención de Podem de abrir negociaciones con organizaciones políticas que podrían ser independentistas, y al comunicado emitido este domingo por el sector anticapitalista, mayoritario en la dirección de Podem, en el que "ha reconocido la 'nueva república catalana'".